Vikingos
en O Ézaro

En su libro “Viaje a la Costa da Morte”, César Antonio Molina hace referencia a la existencia de un astillero, ubicado en el estuario de O Ézaro, donde los invasores vikingos construían y reparaban sus naves.

 

“En el puerto natural de Quilmas, en la alta Edad Media, se detenían naves normandas para ser reparadas y carenadas, también para hacer incursiones por el interior, lo mismo que los vikingos, árabes y turcos, incluso se piensa que en el estuario del río Xallas, al desembocar en O Ézaro, llegó a existir un pequeño astillero en donde los invasores construían naves con el apoyo de los forzados naturales del lugar.”