Siglo X,
defenderse
de las invasiones

Sobre los afloramientos graníticos de “O Pedrullo” hubo un castillo roquedo que formó parte de una red de castillos costeros erigidos contra los ataques marítimos de los vikingos y sarracenos, que ordenó construír el obispo Sisnando II en el s.X. El Castillo de San Xurxo aparece ampliamente documentado a lo largo de la Edad Media. En varios documentos se puede apreciar como las donaciones se suceden, siendo un reflejo de inestabilidad de la época.