Nobles y campesinos contra el arcediano

En el siguente pasaje de la Historia Compostelana (s.XII) se relatan los hechos que llevaron a la excomunión del castillo de San Xurxo. ​  “ Un arcediano de la iglesia del apóstol Santiago…, tenía su arcedianato en tierras pertenecientes a los castros de San Xurxo, … y como el arcediano predicaba severamente las verdades al clero y pueblo de aquellas tierras, que eran idiotas y medio salvajes… muchos de aquella comarca, unos caballeros y otros campesinos, por instigación del diablo se levantaron contra él, lo prendieron y, después de deshonrarlo, azotarlo y despojarlo de sus cabalgaduras y vestidos, lo recluyeron sin misericordia en una cárcel. Cuando llegó a saber esto el señor compostelano,  …, mandó poner en tierra todos los crucifijos de la iglesia, dispuso que los canónigos vestidos de luto ...; y en castigo por tan grave crimen excomulgó y anatematizó las tierras dependientes de los castros donde habitaban los malvados…”

Año

1130